El hombre mal vestido


Guillermo Fadanelli.

Esteban Arévalo es un hombre que se viste mal. Esto no tendría mayor importancia de no ser porque la apariencia desaliñada de su gastada ropa vieja —que sigue usando por convicción, no por necesidad— despierta la más profunda desconfianza entre sus vecinos del barrio de Tacubaya: los rumores lo señalan como el principal sospechoso de haber cometido ocho asesinatos. Blaise Rodríguez, el narrador de esta historia, está empeñado en demostrar la inocencia de Esteban Arévalo. Contrario a la tosquedad que la gente espera de un tipo con tan poco esmero en su indumentaria, el protagonista es más bien amable, educado y bastante culto. ¿Sería posible que un hombre sin mayores aspiraciones existenciales y que permanece gentil aun cuando es tratado con rechazo se convierta en un cruel asesino? ¿Cuáles serían sus razones para matar?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>